La Fiesta Mágica

13.10.2013 20:43

Érase una vez una niña que se llevaba muy bien con su hermano. Tenía muchos amigos y amigas y lo mejor de ella era su fascinante imaginación. Quería hacer una discoteca debajo del mar. Y decía que el perro de su profesora tenía jacuzzi y ordenador. Además, un día, dijo que vio al gato de la hija de la vecina haciéndole los deberes.

 

***

Hace cinco días hizo una acampada con Katy, Raquel y Carla, sus mejores amigas. Esa niña se llamaba Inés. Y nos pusimos a espiar a Pablo, el diablo repesado. Eso es porque pesa y es un plasta.

Y claro, también invitó a Pablo.

Como no se dormían se tiraron encima de la caseta de campaña. Pero Inés se resbaló y apareció en una fiesta de hadas. Comieron helado de fresa, gelatina de frambuesa y tarta de limón, jugaron a muchas cosas y viajaron en las pompas de jabón que habitaban unas mandíbulas y dos ojos.

Se lo pasaron bomba.

Inés se despidió de sus amigos y se despertó. Pero no los echaba de menos porque sabía que estaban siempre ahí.

 

FIN

 

Inés San Antonio Boissier

julio de 2012

9 años